Meditación Guiada

MEDITACIÓN GUIADA

Entendemos por meditación un estado de tranquilidad y silencio interior y exterior. En ese estado el paciente ha suprimido toda actividad física y mental. Así podrá obtener en el cerebro ondas alfa. Esto ayuda a conectar la actividad de ambos hemisferios y hace más fácil la integración del consciente con el inconsciente.

¿EN QUÉ CONSISTE LA MEDITACIÓN GUIADA?

Las técnicas de meditación buscan que el paciente tenga experiencias Mindfulness o de atención plena. En ellas se dejará llevar por las sensaciones que percibe.

Se trata de promover, de poner como punto fundamental de referencia las sensaciones y emociones. Se deja que ellas actúen de forma natural. Esto posibilita que la persona permita que determinadas actividades se regulen de acuerdo con sus propios sistemas naturales de autorregulación.

MEDITACIÓN MINDFULNESS

Los componentes principales de la atención plena son:

  • Exposición conductual y aprendizaje de nuevas respuestas: Existe un claro objetivo de observar las emociones, pensamientos, sensaciones corporales como lo que son, no con el objetivo de controlarlos.
  • Regulación emocional: La experimentación de la atención plena puede cambiar la tendencia de respuesta automática. En el momento que el paciente observa, describe y participa en la experiencia emocional sin implicarse personalmente en ella.
  • Reducir la creencia en las reglas: Cuando se considera que un pensamiento es solo un pensamiento. Sin que eso suponga darlo como verdadero , se está añadiendo libertad para que otras contingencias operen.
  • Control de la atención: El mindfulness busca que la persona aprenda a centrarse en lo que acontece en el momento presente de un modo amplio.

VISUALIZACIÓN GUIADA

En la meditación guiada se trabajará con la ayuda de la técnica de visualización. Esta es una técnica psicológica que consiste en recrear en la mente una situación pasada, futura o de ficción. Esta situación normalmente contiene determinada carga emocional.

A través de la visualización guiada la persona se sumerge de tal forma en la situación que incluso puede percibir con gran nitidez los detalles que está imaginando.

La visualización viene precedida de técnicas de relajación o ejercicios de respiración. Aunque el estado de hipnosis resulta ser el más adecuado para trabajar con esta técnica, y con el que mayor provecho podemos sacar de ella.

En la visualización proyectamos en nuestra mente aquello que queremos conseguir para que nuestra mente inconsciente reciba el mensaje y trabaje en la consecución de nuestros objetivos.

¡Comparte!
Phone: +34 638 70 76 99
Calle Ocaña 58, 28047 Madrid